Listas Robinson

Listas Robinson: respeto al consumidor y éxito de tus campañas

No todos los consumidores desean recibir publicidad y ofertas comerciales, por muy interesantes y relevantes que las consideremos los profesionales del marketing.

Esta afirmación cuya lógica es aplastante, fue el punto de partida hace unos años del nacimiento de las Listas Robinson. Se trata de un listado al que pueden suscribirse las personas físicas que deseen quedar fuera de todo tipo de comunicaciones de marketing.

En el caso de España, la Lista Robinson fue creada en 1993 por la FECEMD (Federación Española de Comercio Electrónico) Una Asociación que en 2010 se convirtió en Adigital y reforzó el funcionamiento de este servicio, al que hoy se puede acceder a través del website www.listarobinson.es.

Una Lista Robinson diferente en cada país

Sin duda, sería muy conveniente la existencia de listas globales para las campañas internacionales de marketing. Pero lo cierto es que, hasta el momento, no ha sido posible poner en marcha un servicio internacional de exclusión publicitaria, ni siquiera a nivel de la Unión Europea.

Por lo tanto, para los profesionales del marketing y las comunicaciones comerciales, es imprescindible que, a la hora de lanzar una campaña, identifiquemos la existencia de Listas Robinson locales y verifiquemos exhaustivamente la normativa existente al respecto en cada país.

Si nos encontramos en un mercado que cuenta localmente con un servicio de exclusión publicitaria, deberemos cruzar nuestras base de datos de campaña con la Lista Robinson correspondiente, para asegurarnos el máximo respeto a la voluntad del consumidor.

Asimismo, es recomendable añadir un campo en nuestra base de datos que incluya la última fecha de validación de cada registro contra la Lista Robinson. De este modo, podremos tener un control absoluto sobre futuras campañas o actualizaciones de la base de datos.

Una lista que optimizará nuestro presupuesto de Marketing

La existencia de la Lista Robinson no es únicamente una buena noticia para los consumidores, ya que el uso de este tipo de servicios opt-out puede reducir los costes de nuestras acciones de marketing, en la medida en la que evita el envío de miles de comunicaciones comerciales a gente que no desea recibirlas.

Según datos de Adigital, en España existen actualmente alrededor de 450.000 personas dadas de alta para los distintos canales de exclusión publicitaria disponibles:

Publicidad Postal, donde el consumidor puede añadir una o varias direcciones postales para evitar recibir comunicaciones comerciales
Comunicaciones electrónicas que incluye direccione de correo electrónico
– Teléfono fijo y móvil
– SMS

No lo olvides:

Antes de poner en marcha cualquier comunicación comercial a tu base de datos, bien sea a través de los canales digitales o bien vía correo postal, recuerda verificar la normativa de Protección de Datos y la posible existencia de Listas Robinson.