Centro de Preferencias

Centro de Preferencias

Cómo construir un Centro de Preferencias y reducir la tasa de unsubscribe

Si entras en una tienda buscando ordenadores y comienzan a mostrarte las ofertas de neveras, saldrías de la tienda en busca de otra que cumpla tus expectativas, ¿no es así?.

Lo mismo sucede en el mundo digital. Uno de los desafíos a los que nos enfrentamos quienes trabajamos en Marketing es ofrecer a cada persona lo que está buscando y personalizar las comunicaciones a su perfil lo máximo posible. De esta manera, evitamos bombardear con informaciones generales a nuestros contactos y, a su vez, la posterior cancelación de nuestras comunicaciones.

Para evitar estas situaciones, una de las soluciones que cada vez más compañías adoptan es construir un centro de preferencia o suscripción.

En este artículo buscaremos explicar qué es un centro de preferencia y resaltar las principales ventajas que tiene para tu estrategia de marketing.

¿Qué es un Centro de Preferencias?

Un Centro de Preferencias es, en esencia, una página dentro de una aplicación o sitio web que permite a los usuarios ajustar ciertos elementos de su experiencia de usuario con una marca en particular. Se trata de darle al usuario la opción de elegir el tipo de comunicaciones, el medio por el que nos comunicamos con ellos, y la frecuencia en la que van a recibir información nuestra. El usuario podría llegar a esta página con las diferentes opciones desde la web, a través de una sección a la que podríamos llamar “Preferencias de comunicación”, o una vez ha decidido darse de baja de las comunicaciones y clicado en el botón de unsubscribe en uno de nuestros emails.

Pensemos en cuántas comunicaciones recibe una persona diariamente. Mensajes de Facebook, emails, SMS…  Todos tenemos preferencias, y no queremos estar bombardeados por contenido que no nos es relevante. De acuerdo con un estudio realizado por GetApp, el 25% de las personas que se suscribe a una lista de email lo hace de forma accidental, por lo que las posibilidades de que quieran darse de baja son altas.

Como responsables de Marketing queremos comunicar mucho y uno de nuestros mayores temores es que nuestros contactos se den de baja de nuestras comunicaciones. Sin embargo, con un centro de preferencia podemos personalizar la experiencia de nuestros usuarios y mejorar su experiencia, ya que cada persona recibirá contenido oportuno y relevante para ellos y tendrá una visión positiva de nuestra marca. Un 58% del beneficio de las campañas de email se obtienen con comunicaciones segmentadas y personalizadas.

Pasos a seguir para construir tu propio Centro de Preferencias

El proyecto de construcción de un Centro de Preferencia puede tener diferentes dimensiones según su complejidad o la cantidad de opciones que damos a los usuarios para ajustar sus preferencias. Sin embargo, hay algunas fases que todo proyecto para construir un Centro de Prefernecia debe considerar:

  1. Análisis de nuestra comunicación: planearemos la estrategia a seguir para retener a nuestros suscriptores. Esta fase la usaremos para analizar qué tipo contenido tenemos, la frecuencia de nuestras comunicaciones y analizar métricas relevantes a día de hoy. Podemos tomar estas métricas, y poner objetivos de mejora una vez tengamos el centro de preferencia.
  2. Diseño creativo de la idea: aprovecha la oportunidad para ser creativo y mantener tu imagen de marca. Puede ser la última oportunidad que tengas de interactuar con tus contactos, llama su atención mediante un diseño corporativo y una experiencia de usuario fácil que les haga quedarse.
  3. Segmentación de la base de datos por perfiles: utilizando un software de Marketing Automation como Marketo podemos segmentar la base de datos y personalizar las comunicaciones según las preferencias y los comportamientos de los usuarios.
  4. Implentación de double opt-in: recuerda que de acuerdo con la legislación que entró en vigor en mayo de 2018 (RGDP) en la Unión Europea, todos los contactos que estén en tu base de datos, han debido de dar su consentimiento explícito y, si lo han hecho de manera online, mediante el proceso de doble opt-in.
  5. Ejecución en el día a día: envía cada comunicación basándote en las preferencias de los usuarios. Si una persona no quiere recibir información sobre Promociones, pero sí sobre Eventos, envíale sólo estas comunicaciones. A partir de ahora todas las comunicaciones irán a una audiencia con más interés y el tiempo que inviertas en las mismas será más efectivo.

Debemos saber elegir las soluciones adecuadas

Para construir un centro de preferencias de manera sencilla, podemos contar con herramientas de Marketing Automation como Salesforce, Marketo o Hubspot. De esta forma centralizamos todo el proceso: creamos un formulario que almacene los datos de las preferencias de los usuarios, una landing page donde insertamos el formulario, automatizamos la inserción de la opción unsubscribe en el pie de los emails, segmentamos la base de datos de manera adecuada, y automatizamos el envío de contenido sólo a las personas adecuadas.

Con herramientas como Marketo, personalizar y segmentar es más fácil y permite una visión global de nuestros contactos y sus intereses. Puede que un usuario quiera recibir comunicaciones sólo por SMS y no por email, en ese caso, quedaría excluido de toda comunicación por email. A su vez, otro usuario puede querer recibir información sólo de ofertas, y no de actualizaciones del blog. Todas estas preferencias quedarían almacenadas en el sistema y las campañas se automatizarían en base a estos datos. Olvídate de hacer múltiples emails para cada persona y muchas campañas diferentes para cada segmento. Con herramientas de Marketing Automation como Marketo puedes personalizar las comunicaciones y automatizar tus envíos basándote en el comportamiento del usuario, su perfil y sus preferencias.

No pierdas más contactos y mejora la tasa de unsubscribe de tus emails ¡comienza a crear un centro de preferencias para tus comunicaciones ahora!